Riesgos de Internet en los Niños

RIESGOS DE INTERNET EN LOS NIÑOS

Además de las ya conocidas amenazas, como el cyberbullying, grooming, sexting y las adicciones a los videojuegos, como el tan famoso por estos días free fire, cada cierto tiempo aparecen nuevas modas entre los estudiantes, ahora conocidas como “retos” o “challenges”. Estos últimos no son juegos, son más bien amenazas encubiertas como “retos” que ponen a prueba a los estudiantes para auto agredirse o agredir a otros. Lo más peligroso de todo esto es que se filtran por internet por medio de videos aparentemente inocentes y populares, interrumpiendo su contenido (como un anuncio) con imágenes terroríficas, en los cuales deben superar pruebas que en ocasiones los y las llevan a autolesionarse e incluso inducen al suicidio, a la vez que aterroriza a los más pequeños.

Estas modas pueden llegar a influir en los niños, especialmente en los preadolescentes. Uno de los más viralizados en el último tiempo ha sido el de “Momo”, una especie de niña con aspecto aterrador: ojos saltones, piel pálida y una sonrisa siniestra. Su imagen se hizo popular a través de WhatsApp en forma de reto viral en el cual invita a quienes la vean a que le escriban, y si es que no lo hacen se les podría aparecer o lanzar una maldición.

Los niños alrededor de los 2 a 7 años presentan pensamiento mágico, lo que los lleva a creer que esto es real, por lo que, aunque no se autoagredan, pueden presentar dificultades para conciliar el sueño o mantenerlo, debido a temores al irse a dormir o pesadillas.

Existen otras imágenes alarmantes que a simple vista se ven inclusive tiernas, tipo comic, que enseñan paso a paso la forma de suicidarse ahorcándose, enfocadas a niños y niñas preescolares y escolares, sin texto de por medio y sólo con imágenes indicando los pasos a seguir, lo que podría hacer que quisieran experimentar estas situaciones. Esto se debe a que aún no han desarrollado el concepto de la irreversibilidad de la muerte, lo que claramente aumenta el riesgo de daño.

Por otra parte, también está el desarrollo de las adicciones a los juegos en línea, en donde algunos de los síntomas de conducta adictiva son: Aislamiento social, que se traduce en la pérdida de contacto con amigos y familiares, relacionándose sólo con otros jugadores, Baja en el rendimiento académico, Pérdida de la noción del tiempo, al no darse cuenta de las horas que han pasado durante las partidas, Dolores y enfermedades posturales, Estallidos de ira ante limitaciones para jugar, etc.

Entonces, ¿Cómo prevenir y proteger?

No podemos pensar que impediremos que accedan a internet, pero una forma de evitar estos riesgos son el limitar el tiempo a las pantallas (celular, computador, Tablet, tv), a no más de 3 horas al día. Mientras menor sea la edad del niño o la niña, menor cantidad de horas, considerando que el tiempo adecuado de exposición a pantallas para niños preescolares es de máximo 1 hora al día. Que sean supervisados por un adulto responsable que monitoree lo que está viendo. Revisar el historial de las páginas visitadas. Activar y usar filtros en los diferentes dispositivos que inhabiliten el acceso a contenido sexual y violento. Lo anterior no implica que deban revisar cada cosa que su hijo o hija haga o vea, sino que es una forma de regular el contenido que por su edad no están preparados para ver, ya que ellos por si solos aún no son capaces de autorregularse. Y aun así es muy probable que de igual forma accedan a estas amenazas, por lo cual si detectan algunas de ellas hagan la denuncia correspondiente.

Observen y conozcan a sus hijos e hijas, ya que eso les permitirá detectar cambios emocionales y comportamentales. Pongan atención en las reacciones cuando les quitan el acceso a pantallas, si su comportamiento empeora o se irrita. Fomente la confianza y espacios de intimidad y afecto, eso facilita que los niños relaten lo que han visto y vivido durante el día y los mantendrá a ustedes atentos a sus necesidades, y pidan ayuda profesional cuando sea necesario. Es responsabilidad de todos crear un ambiente seguro y protegido para el desarrollo de nuestros niños, niñas y jóvenes.

Related posts

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *