ADMINISTRACIÓN
Sebastián Jans Pérez, gran maestro de la Gran Logia de Chile, manifestó que, para la Gran Logia de Chile, esta inauguración constituye un gran motivo de orgullo, por lo cual, felicitó a los directorios de las tres logias masónicas que componen la ciu­dad. Agregó que este es un nuevo hito en el desarrollo del Cole­gio Etchegoyen, pues ha levantado la bandera de la conciencia en la forma de educar, condición ética que han llevado sus di­rectivos por más de un siglo. Así, para la masonería la individua­lidad humana es irrepetible y cada ser humano tiene derecho al conocimiento, a desarrollar sus actitudes y talentos para ser feliz. Por lo tanto, a nombre de la Augusta Orden Masónica, a la cual tiene honor de representar, expresó los mejores deseos para la comunidad educacional del Colegio Etchegoyen Brisa del Sol y el reconocimiento a la corporación por su perseverancia en la historia y trayectoria que ha logrado escribir, y que ahora abre nuevos desafíos al inaugurar este hermoso establecimien­to educacional.
Hugo Stevens Stuardo, presidente de la Corporación Educacional Masónica de Talcahuano, agradeció a los padres y apoderados por confiar en ellos, razón por la cual, han creado un eslogan que representa su misión: “Formando a la Persona Humanista Laica”, con lo cual traducen a los que los conocen y a los que los conocerán en el futuro, que en la institución educacional ense­ñan a sus alumnos a que aprendan a pensar bien, a buscar la verdad, a practicar la libertad, la igualdad, la fraternidad, la jus­ticia y la solidaridad para servir al prójimo. Además, reconoció que, si bien el mundo de hoy es competitivo, no se desea crear la competencia, sino que se desea generar una convivencia pacífi­ca y constructiva para liderar el futuro enseñándoles a pensar, a crear, a usar la inteligencia y a practicar los valores que sustenta el Colegio Etchegoyen.
Henry Campos Coa, alcalde de Talcahuano, expresó que educar significa entregar conocimientos, lo cual no solo permite formar estudiantes, sino que también cultivar el espíritu y, como conse­cuencia, la educación que se entrega debe orientarse a generar un mayor bienestar material y espiritual en todas las personas. Así, esta vocación de educar de la COEMTAL, hace extender los brazos hacia el desarrollo de la comunidad, lugar donde radica la gran importancia del acto que se acaba de celebrar, ampliando, así, la posibilidad que miles de personas puedan tener una edu­cación de calidad como la que entregan hoy en día los Colegios Etchegoyen.
Felipe Vogel Vogel, secretario ministerial de Educación del Bio­bío, declaró que fue un motivo de gran alegría poder dar el inicio al proyecto que va a beneficiar, en una primera etapa, a 932 es­tudiantes y con una proyección de más de 1.200 alumnos. Tam­bién destacó que el proyecto se ha desarrollado pese a todas las problemáticas surgidas en el contexto de pandemia, por lo cual reconoce a todos quienes estuvieron trabajando en este signifi­cativo desafío. Además, agradeció a las Corporaciones Masóni­cas, pues han sido grandes aliadas, tanto a nivel nacional como regional en la educación de nuestro país. Finalmente, agregó que, con la inauguración de este nuevo colegio, comienza una historia que, no cabe dudas, estará llena de éxito, realzando, a la vez, a Talcahuano.