Inspectoría General

FORMANDO LA AUTODISCIPLINA

 

La autodisciplina es una virtud valiosa e inapreciable para la vida. Es una capacidad para seguir las normas impuestas personalmente, con orden y constancia, usando solo la fuerza de voluntad. Constituye una fortaleza que se adquiere con tenacidad. Ser una persona disciplinada implica enfocarse en las metas que se desean alcanzar, ya sea en el ámbito personal, laboral o académico.

 

Esta capacidad de auto disciplinarse requiere de la transformación de la disciplina en hábito, respetando las reglas y normas impuestas por cada uno hasta que se vuelva algo cotidiano. Podemos entrenar nuestra mente a través de la auto-disciplina para generar pensamiento siempre positivo, que siempre dará lugar a una acción positiva.

 

Si optamos por una vida de auto-disciplina, entonces vivimos de acuerdo con las normas, principios y ética que potencian una convivencia sana con otros seres humanos. Y es en este espacio de interacción donde la autodisciplina adquiere una importancia fundamental en la medida en que repercute en las relaciones con el otro, sea éste un amigo, amiga, compañero, compañera, colega o pareja, en otras palabras, es fundamental para construir una convivencia equilibrada y pacífica.

La convivencia es la potencialidad que tenemos las personas para vivir con otros en un ambiente de respeto mutuo y de solidaridad recíproca.

Desde una perspectiva formativa, la familia es el núcleo donde se inicia la construcción de valores importantes como el respeto, solidaridad, responsabilidad, honestidad y autodisciplina.

 

¿Cómo fomentamos la autodisciplina en los niños? Considerando lo esencial que es para el desarrollo integral como ser humano. La manera más adecuada es el método de las consecuencias naturales y lógicas. Básicamente significa que el niño escoge una entre varias alternativas y experimenta, es decir, siente la consecuencia de su elección. También es importante poner límites adecuados, debemos ser firmes con las normas que deben cumplir nuestros hijos por su bien y por los demás, pero imponerlas con comprensión y amor, estableciendo un diálogo sincero y profundo, explicando el porqué de una medida o restricción.

Orientar a los niños y jóvenes a usar bien el tiempo, deben programar sus actividades para conseguir sus objetivos.  Identificar sus fortalezas para usarlas a su favor. Conocer sus prioridades, que tengan claro cuál es el orden de importancia de sus quehaceres. Rodearse de personas positivas y que sean un apoyo para un desarrollo sano.

La autodisciplina es una cualidad que puede transformar nuestras vidas, por eso es esencial potenciarla desde niños, nada valioso se logra sin un esfuerzo continuo. Fortalecer esta virtud les brindará el poder de transformar su vida al permitirte concentrar la energía y la atención en las cosas que realmente son importantes para el desarrollo de su potencial y para su realización personal.

Mario Sanzana Leiva

Inspector General – Colegio Etchegoyen

 

Protocolo de Bullying

 

Protocolo de Maltrato de Adulto a Alumno

 

Protocolo de Maltrato de Estudiante a Adulto

 

Protocolo de Maltrato Entre Pares

 

Protocolo en Caso de Accidente

 

Plan de Seguridad Escolar

 

Encargado de Convivencia Escolar

 

Protocolo de Retención en el Sistema Escolar de Estudiantes Embarazadas

 

Plan de Acción de la Buena Convivencia

 

Protocolo de Actuación Frente a Agresiones Sexuales y Hechos de Connotación Sexual que Atente Contra la Dignidad de los Estudiantes

 

 

Protocolo de Vulneración de Derechos

 

Protocolo de Alcohol y Drogas