Coordinadores Académicos

.

Coordinadores Académicos

Verónica Carrillo Hernández – Coordinador Media

Víctor Garcés Muñoz – Coordinador Básica

——————————————————————————————————————–

“Si el virus lo cambió todo, la escuela no puede pretender seguir igual”

Francesco Tonucci

La pandemia, en sus múltiples significancias, ha llegado a golpear profundamente los pilares de un sistema global, sustentado en valores como la productividad, la competencia y el individualismo. Y en paralelo, ha llegado a tensar y cuestionar la escuela tradicional, su rol en la sociedad y sus estructuras clásicas.

Es así, que diversas son las interrogantes que aparecen haciéndonos retornar a aquellas preguntas clave que llevan a una profunda reflexión respecto de la educación y su rol en la sociedad: ¿Cuál es la escuela que necesitan nuestros niños? ¿Qué entendemos por escuela?  Estas y muchas preguntas nos han llevado en forma vertiginosa a resignificar los espacios educativos no sólo en el campo de lo académico, administrativo, pedagógico, social sino también de lo humano, porque “La escuela es… el lugar donde se hacen amigos, no se trata sólo de edificios, aulas, salas, pizarras, programas, horarios, conceptos… Escuela es, sobre todo, gente, gente que trabaja, que estudia, que se alegra, se conoce, se estima. Importante en la escuela no es sólo estudiar, no es sólo trabajar, es también crear lazos de amistad, es crear un ambiente de camaradería, es convivir, es unirse” Paulo Freire

En este contexto, nuestra comunidad etchegoyana en su conjunto, ha tenido que adaptarse plásticamente a estos nuevos escenarios retornando con fuerza a los pilares que nos sustentan: Ciencia, filosofía, y humanismo laico, como forjadores de libres pensadores, críticos y con conciencia de su entorno. Personalmente, estos desafíos han significado grandes oportunidades para generar espacios de colaboración y cooperación en nuestra comunidad, de los cuales he sido testigo en largas conversaciones con profesores y profesoras cuya mayor preocupación y esfuerzo se ha centrado en poder llegar a cada uno y cada una de nuestros estudiantes brindando una palabra de apoyo y contención en esta crisis, lo que ha implicado grandes sacrificios personales y familiares, convirtiendo el espacio privado de nuestros hogares en salas de clases y en algunos casos en espacios de protección emocional para todos y todas.

En este momento tan atribulado, nos toca despedir a nuestros estudiantes de cuarto medio, quienes han sido testigos de todos estos cambios, que sin duda dejarán huellas emocionales profundas en sus vidas y donde el colegio ha sido un soporte fundamental. Estamos seguros y seguras que esta generación de etchegoyanos y etchegoyanas que despedimos es portadora de los valores y principios que sustentan nuestro colegio y que cada uno y una de ustedes es y será un aporte en nuestra sociedad porque: “Un niño, un libro, un maestro y un lápiz pueden cambiar al mundo” Malala Yousafzai.